La guerra de las tarjetas

Posted in: Comunicación Política, Edomex, Estados, PAN, PRD, PRI
Share

A unos cuantos días de que se lleven a cabo las elecciones para gobernador en el Estado de México, Nayarit y Coahuila; se ha insertado en la opinión pública una estrategia de campaña “novedosa” para garantizar el cumplimiento y cobertura de programas sociales, como lo es la tarjeta “La Efectiva”, que reparte Eruvil Ávila y que hemos comentado en este espacio como una de las apuestas importantes de su camapaña.

Aunque para muchos mexicanos la estrategia de la tarjeta es una novedad, lo cierto es que ha sido ya utilizada en otros estados del país y ha sido reciclada por los otros candidatos a gobernador en Coahuila y Nayarit. Es decir, “La Efectiva” de Eruviel Ávila no es la única tarjeta que oferta beneficios sociales en las actuales campañas. A decir verdad, esta es la primer temporada electoral en la historia del país donde se disputa “la guerra de las tarjetas”.

Ante el éxito como herramienta de campaña de “La Efectiva” de Eruviel Ávila en el Estado de México, pues otros candidatos han emulado la estrategia y hasta la han perfeccionado, todo para convencer al electorado de que su tarjeta es la mejor.

“La Cumplidora” de Guillermo Anaya
El candidato del PAN al gobierno de Coahuila, Guillermo Anaya Llamas presentó hace unos días su tarjeta de beneficios sociales llamada “La Cumplidora”, misma que promete mil pesos mensuales a los ciudadanos que resulten beneficiados con este programa, así como una tarjeta de teléfono para que las llamadas de larga distancia cuenten como locales. Obviamente la tarjeta comenzará a funcionar únicamente si gana la elección del 3 de julio y misma que ha generado polémica al entrar en competencia con la tarjeta “Más Mejor” de su contrincante, el priísta Rubén Moreira.

La Tarjeta “Más Mejor”.
El priísta Rubén Moreira invita a los coahulienses a inscribirse como beneficiarios de la tarjeta “Más Mejor”, misma que promete apoyos hasta por cinco mil pesos, además de permitir seleccionar dos a cuatro programas sociales para gozar de sus beneficios por seis años. Estos pueden ser desde uniformes escolares, becas, despenas, material de construcción, entre otros.

Obviamente los beneficios solo se verán materializados si gana la elección el próximo 3 de julio. La tarjeta de Rubén Moreira ha provocado también polémica entre sus opositores.

La 100% Nayarita.
La tarjeta “100% Nayarita” que ofrece el priísta Roberto Sandoval en Nayarit es un esquema más parecido al de “La Efectiva” del candidato del PRI mexiquense. No ofrece cantidad de dinero; únicamente beneficios sociales concretos que de ganar la gubernatura se pueden materializar. El candidato ofrece la “preventa” de esta tarjeta para asegurar que serán beneficiarios en el futuro.

La tarjeta del priísta nayarita ofrece:
Apoyo económico y capacitación a las madres solteras, becas para los Estudiantes, 10 mil casas en el sexenio para los más pobres, uniformes y útiles escolares para niños y jóvenes, apoyo económico para nuestros adultos mayores, apoyo a discapacitados, lentes gratis para todos los niños de bajos recursos, apoy(mastografías y Papanicolaou gratis, entre otros.

Otras “Cumplidoras”.
El PRD que se hizo famoso por los innovadores programas sociales que implementó Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe de gobierno de la Ciudad de México, fue quizás el primer partido en utilizar el esquema de las tarjetas como garantía del candidato con el electorado.

En enero de este año, Ángel Aguirre ofrecía su tarjeta de beneficios sociales llamada “La Cumplidora”. Su rival, el priísta Manuel Añorve, no copió el esquema de la tarjeta, pero lo crítico severamente.

Meses después, en la elección del Estado de México, aparece otra versión de “La Cumplidora”, ahora como oferta de campaña de Alejandro Encinas, para enfrentar a la voraz “Efectiva” de Eruviel Ávila. Encinas declara haber entregado dos millones de tarjetas que prometen beneficios en cuanto él gane la elección del 3 de julio, como son medicinas gratis, despensas o transporte público libre de costo.

Allá por inicios de año pero en Baja California Sur, el PRI estrenó una “Cumplidora”. En aquel estado las elecciones para elegir gobernador fueron solo con una semana de diferencia con la del estado de Guerrero, así que hubo muchos perredistas que calificaron de “pirata” la tarjeta “Cumplidora” del fallido candidato al gobierno de Baja California Sur, Ricardo Barroso.

“La Ahorradora” de Bravo Mena.
Y para no quedarse atrás en la guerra de tarjetas, Luis Felipe Bravo Mena estrenó “La Ahorradora”, única tarjeta en la elección mexiquense que ofrece una cantidad de dinero como beneficio. Dicha cantidad es para ser usada en pasajes de transporte y ofrece, al igual que sus competidoras, inscripción a otros beneficios, priorizando los relacionados con el transporte público.

El 3 de julio culmina la guerra de las tarjetas estrategia de campaña, que sin duda, veremos repetirse con mayor intensidad en la elección presidencial.

Share

La Efectiva de Eruviel

Posted in: Comunicación Política, Edomex, PRI
Share

Ante el desprecio de la ciudadanía por la clase política, cuando llega la hora de las campañas para renovar cargos del Poder Ejecutivo o Legislativo, los partidos buscan recurrir a la creatividad para involucrar elementos innovadores para hacer que su campaña llame la atención del potencial votante, que elección tras elección, crece distante de participar en las elecciones.

 

El publicista Carlos Alazraki

Desde el exitoso caso de Vicente Fox en el 2000 y el previo de Roberto Madrazo con la campaña que le hizo Carlos Alazraki “dale un madrazo al dedazo”, se ha buscado hacer de las campañas un espectáculo porque de otra manera la gente las ignora.

 

El expresidente Vicente Fox

Así como Fox se volvió un referente de mercadotecnia política en el país y dentro del PAN, en el PRI tuvieron que pasar cinco años para emular lo hecho por Fox. Fue en el Estado de México, donde se ha visto, hasta el momento, la campaña política más grande en difusión, presupuestos y espectacular. (El antecedente previo en cuanto a gasto sería la de Roberto Madrazo en 1994 para la gubernatura de Tabasco). Pero la del entonces desconocido Enrique Peña Nieto transformó la manera de hacer una campaña utilizando para lo electoral el modelo priísta de siempre y en los medios, utilizando lo mejor de la tecnología para hacer unos spots televisivos hollywoodescos, además de tener como candidato a un priísta bien parecido, a quien en unas cuantas semanas, lo convirtieron en el hombre del poder más solicitado por chicas y grandes.

 

Peña Nieto en campaña (2005)

Pero seis años después, una campaña en el Estado de México, no puede ser igual a la de Peña Nieto porque la ley ha cambiado y acortado los tiempos de campaña. Pero sobre todo ya no se pueden contratar pautas publicitarias en medios, ahora el IFE distribuye esos espacios de acuerdo a la votación. Ahora, en este 2011, lo que cuenta es la presencia en las calles (con materiales innovadores o tradicionales), la presencia en cuanto medio de comunicación sea posible y la utilización de herramientas como el internet para hacer campaña “por la libre”.

Peña Nieto revolucionó a las campañas priístas con el “te lo firmo y te lo cumplo”, ante la incredulidad de la ciudadanía en los políticos. Daba en garantía su firma en documento avalado por notario público, para que le gente le creyera que si les iba a cumplir.

 

Eruviel Ávila

Ahora, en 2011 el candidato del PRI al gobierno del Estado de México es Eruviel Ávila, quien sigue el modelo de campaña que le funcionó a Peña Nieto: convertirse en un artista de la política, en una estrella más de la televisión, el político de las nuevas tecnologías y el que da una garantía a la gente de que les va a cumplir. Eruviel, al igual que su mentor, firmará sus compromisos ante notario. Pero no solo 600, sino “los que sean necesarios”. Y no solo eso, te regala “la efectiva”.

“La efectiva” es la “innovación” de la campaña priísta en el Edomex. Es una tarjeta para la que puede aplicar cualquiera directamente en oficinas de campaña, en los recorridos del candidato o por internet.  Según el portal de información de dicha tarjeta, ésta funciona así: “con la Tarjeta “La Efectiva”, podrás elegir dos programas de tu preferencia, de los cuales serás beneficiario durante los seis años de mi gestión como gobernador del Estado de México.”

 

Como podemos ver la apuesta de la campaña de Eruviel Ávila está en “la efectiva”, ya que permite prometer cosas concretas para ser benficiarios de programas sociales que ayudan en el día a día a la gente más necesitada.

El spot está bien producido, más aterrizado a la vida diaria que a los hollywoodescos paisajes de la campaña de Peña Nieto. Es una campaña menos espectacular en sus materiales de propaganda, pero si muy espectacular en su despliegue territorial y electoral, que al fin de cuentas el PRI inventó para garantizar su permanencia en el poder.

Mientras Alejandro Encinas busca minar la popularidad del actual gobernador del Edomex, Enrique Peña Nieto con sus spots sobre el feminicidio y Bravo Mena explora las carencias del mexiquense común para llamar la atención; Eruviel demuestra más holgura al hablar en unos spots muy “rositas” sobre promesas ambiguas en materia de educación y “la efectiva” que ofrece un beneficio en concreto, que no resuelve la pobreza, ni el desempleo pero es una buena aspirina para ayudarle a ganar simpatías entre la población.

Ante el descrédito de los políticos, Eruviel apuesta todo a la “efectiva”, ¿funcionará mejor que el “te lo firmo y te lo cumplo“?

 

Share